La Junta de Andalucía presenta al Ayuntamiento de La Línea de la Concepción las conclusiones del proyecto piloto del Plan Municipal contra el Cambio Climático local


Reunion Plan Municipal Cambio ClimaticoLas conclusiones del proyecto piloto del Plan Municipal contra el Cambio Climático (PMCC) de La Línea de la Concepción han sido hoy presentadas por la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, María López Sanchís, al alcalde de La Línea de la Concepción, Juan Franco, y a la concejala de Medio Ambiente, Raquel Ñeco.


En el marco de las líneas de apoyo a la acción climática local impulsadas por la Junta de Andalucía, a través de la Oficina Andaluza de Cambio Climático de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, se han realizado proyectos piloto en varios municipios andaluces considerados como representativos, al objeto de obtener resultados extrapolables.

La Línea de la Concepción, que ha sido el primer municipio individual donde se realiza este proyecto piloto, a diferencia de los demás llevados a cabo en comarcas andaluzas, reúne un conjunto de particularidades, especialmente su vulnerabilidad ante la posible subida del nivel del mar, que podían servir de ejemplo a otros municipios con características similares, entre ellas, contar con una población elevada, ser un municipio costero, estar adherido al Pacto de Alcaldes y presentar un escenario desfavorable en diversas variables climatológicas, de acuerdo con la herramienta “Escenarios climáticos regionalizados para Andalucía” de la Junta de Andalucía.
Así, La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de La Línea de La Concepción han trabajado en estrecha colaboración, manteniendo un intercambio constante de información con un alto grado de participación de las distintas áreas municipales, lo que ha permitido alcanzar un Plan que permitirá gestionar de forma integral los riesgos y oportunidades asociados al cambio climático.
El proceso se inició con un exhaustivo diagnóstico, analizando la magnitud y procedencia de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) del municipio, gracias a la herramienta de “Huella de Carbono municipal” así como identificando aquellas variables del medio natural y social que podían ser claves para entender cómo impactarán los distintos efectos del cambio climático.
Estos se han determinado gracias a la herramienta de escenarios, así como gracias a otros estudios y proyectos nacionales que han permitido caracterizar variables que no quedaron cubiertas por la primera, como las asociadas al medio marino.

Actuaciones que se pondrán en marcha

Con toda esta información y mediante un análisis de la resiliencia se ha podido determinar cuál es el nivel de riesgo del municipio ante los futuros impactos del cambio climático. Este análisis ha sido clave para identificar aquellas áreas prioritarias en las que se debían concentrar los esfuerzos para poner en marcha medidas preventivas o correctivas, contribuyendo a aumentar la adaptación al cambio climático, la cual forma parte del cuádruple objetivo de los PMCC a 2030 y que incluye también reducir las emisiones difusas de GEI, disminuir el consumo de energía final y aumentar la contribución de las energías renovables.
Para alcanzarlos, se han identificado en La Línea hasta 32 actuaciones, como por ejemplo la mejora de la red de alcantarillado para evitar inundaciones pluviales, la instalación de puntos de recarga eléctricos, la ampliación de redes ciclistas y la creación de vías preferentes para modos sostenibles o la instalación de placas fotovoltaicas en equipamientos municipales, además de medidas de sensibilización como la incorporación en la oferta educativa de la concienciación sobre los efectos del cambio climático.
El PMCC se ha completado con la identificación de Zonas Especialmente Vulnerables a los principales impactos identificados para el municipio, concretamente inundaciones por lluvias torrenciales y daños debidos a eventos meteorológicos extremos, frecuencia, duración e intensidad de las olas de calor y frío y su incidencia en la pobreza energética e inundación de zonas litorales y daños por la subida del nivel del mar.
La movilización de la sociedad para hacer frente al cambio climático es cada vez más patente, y las administraciones públicas juegan un papel fundamental para impulsar de forma definitiva la transición hacia un modelo bajo en carbono. Un claro ejemplo es la Ley 8/2018 de Medidas frente al cambio climático y para la transición hacia un nuevo modelo energético en Andalucía, que recoge el compromiso de la comunidad andaluza para poner en marcha mecanismos que contribuyan a mitigar las emisiones y adaptarse a los cambios que traerá el calentamiento global. Los Planes Municipales contra el Cambio Climático son uno de estos mecanismos a través de los cuales los municipios deben analizar a nivel territorial las consecuencias del cambio climático y establecer un Plan de Acción para su gestión. Para redactarlo, los municipios andaluces tendrán un plazo de un año.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad